Durante muchos años el espacio aéreo fue una zona libre de teléfonos y conexiones a la red salvo en casos muy concretos. En esta nueva entrega aclaramos cómo funciona el WiFi en el avión, así como su perspectiva de futuro o su seguridad.

Cómo funciona el WiFi en el avión

Cuando el usuario final se conecta a la red WiFi creada dentro del avión lo hace de una forma similar a como lo haría en su casa y de una forma sencilla. Detrás de esta aparente sencillez hay un complejo sistema de comunicaciones, que será el encargado de permitir que las antenas equipadas en el avión se conecten con a las estaciones en tierra.

Conexión por tierra o conexión por satélite

A la hora de hacer esta conexión es importante diferenciar entre dos tipos diferentes: la conexión por antenas colocadas en tierra o a través de satélites que estarán en órbita. El primer caso es el predominante en los vuelos terrestres en Estados Unidos, mientras que la conexión por satélite predomina especialmente en Europa y es esencial en los vuelos transoceánicos.

Conectarse a Internet por tierra es bastante parecido a conectarse con nuestro smartphone a una antena cercana. El avión contará con una antena situada en la parte inferior mediante la cual se conecta a unas estaciones situadas en tierra, con la peculiaridad de que están orientadas de forma inversa a las antenas de telefonía convencional. Estas estaciones “ground-to-air” suelen estar situadas en las aerovías, que es el recorrido de los aviones al cubrir trayectos habituales. Aunque este sistema resulta más barato y sencillo que el uso de satélites presenta una limitación muy importante en el ancho de banda, ofreciendo un máximo de 3.1 Mbps para todo el avión.

De todos modos, la investigación continúa dentro de este tipo de conexión intentando buscar modos más eficientes de conectarse y mayores anchos de banda. Aunque los últimos avances prometen velocidades de hasta 10 Mbps, todavía resultan insuficientes para ofrecer una conexión fluida en caso de haber numerosos usuarios y las limitaciones a la hora de desarrollar alternativas son muchas debido a las conexiones que tiene el propio avión, como el sistema ACARS.

mapa terrestre WiFi en el avión

La conexión por satélite tiene cobertura mundial y llega a todos los lugares donde la conexión terrestre no lo puede hacer. Por ejemplo, ofrecer WiFi en el avión es algo necesario en vuelos transoceánicos porque suelen ser los de más duración y, por tanto, cada vez las compañías aéreas requieren más de la utilización de este servicio.

En este caso es el satélite quien emite la señal a una antena situada en la parte superior del avión, haciendo de intermediario entre la estación en tierra y el avión y ofreciendo cobertura mundial por encima de los 3000 metros. En estos momentos hay diferentes tipos de conexión y cada vez más alternativas según el tipo de banda que se utilice. Por ejemplo, el uso de la banda Ku (12-18 GHz) es barato y eficiente logrando los 50 Mbps, algo que no está mal para la mitad del océano. Por suerte, las últimas investigaciones en torno a la banda Ka (26.5 – 40 GHz) ofrecen conexiones teóricas 100 veces superiores a las actuales, buscando el objetivo de ofrecer a cada usuario un ancho de banda de 12Mbps. Como cualquier investigación teórica es lógico que los valores finales se vean reducidos de forma significativa, pero un ancho de banda de 3Mbps por usuario haría del WiFi en el avión una herramienta adecuada incluso para el streaming de vídeo.

conexión por satélite wifi en el avión

¿Es seguro el WiFi en el avión?

Cada vez que se quiere instalar cualquier modificación o novedad en un avión comercial es necesario superar una serie de requisitos técnicos y burocráticos extremadamente rigurosos. Esto convierte al proceso de certificación en algo lento y muy costoso, pero sólo de este modo es posible garantizar la seguridad y minimizar el número de accidentes. Como curiosidad, una simple cafetera puede ver su precio multiplicado por diez debido a la seguridad que debe alcanzar para cumplir la certificación necesaria y evitar, por ejemplo, un incendio en caso de fallo.

wifi en el avion sistemas a bordo

En relación al WiFi en el avión, es necesaria la instalación de tres grupos de componentes en el avión para su funcionamiento. El primero de ellos es un ordenador que trabaja conectado a la antena exterior para comunicarse con el satélite, el segundo serían los propios ordenadores del avión y el tercero el conjunto de antenas colocadas a lo largo de la cabina. Todos estos componentes requieren de su certificación e instalación, por lo que suponen un gran desembolso. Además, muchas veces es necesario actualizar componentes relacionados con los sistemas de aviónica para evitar posibles interferencias o mal funcionamiento.

De cara a la seguridad del propio avión, esta nunca se debería ver comprometida debido a que el WiFi funciona como un sistema independiente dentro del apartado de comunicaciones. Lamentablemente para Hollywood no será en teoría posible controlar el avión con tu smartphone para desviar el vuelo e irte a la playa de vacaciones. Sin embargo, los datos de los usuarios sí que podrían verse comprometidos al tratarse de una red pública y ser sensible a algún ataque por parte de un usuario de la misma red, especialmente los que utilicen Windows y seleccionen la red como una doméstica.

Disponibilidad y precio

Cuando llegamos a este punto vemos que cada compañía es diferente a la anterior. Algunas compañías llevan ofreciendo este servicio desde hace años en conjunto con llamadas, pero con un coste muy elevado y paquetes de datos de pocos megas. Parece claro que para el usuario que viaja por motivos de trabajo puede resultar suficiente y el cargo nunca correrá de su cuenta, pero para el usuario medio no ofrece una solución viable.

Debido a los elevados costes de instalación, en muchas ocasiones son las propias empresas de telecomunicaciones las que ofrecen el servicio directamente al usuario como si de una subcontratación se tratase, pues la compañía aérea puede ofrecer el servicio a coste casi cero por su parte. Sin embargo, la solución que todo el mundo espera es por la que están optando algunas aerolíneas y es la de ofrecer el servicio de WiFi en el avión para todos los clientes y de forma gratuita, lo que permite mantenerse conectado durante casi todo el vuelo. Como todo, esto tiene el inconveniente de que el ancho de banda será reducido y la red puede llegar a saturarse si algunos usuarios abusan de la conexión.

WiFi en el avión

El futuro es esperanzador

En estos momentos el WiFi en el avión es una realidad, pero todavía no está todo lo bien extendido y del modo que nos gustaría a los usuarios. En un momento en el que todo el mundo quiere estar conectado, esto supone un motivo de peso a la hora de seleccionar un vuelo determinado, especialmente en un entorno laboral. La línea de tendencia parece clara y los aviones no escaparán de la red, por lo que en un futuro próximo veremos una mejora sustancial del servicio tanto en calidad como en cantidad y conectarse a la red WiFi en el avión será algo totalmente normal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here