Negar que el Snapdragon 820 es el SoC de moda, sería no querer ver la realidad. Tras todos los problemas de sobrecalentamiento relacionados con el pasado Snapdragon 810, desde Qualcomm parecen dispuestos a conquistar la gama alta y recuperar el lugar que tenían en la industria hace dos años. Desde su presentación en el pasado mes de noviembre, los anuncios de nuevos terminales con este procesador han sido constantes y los primeros modelos que hacen uso de él cuentan con un gran rendimiento, por lo que parece que esta vez sí que han hecho un gran trabajo.

Arquitectura, procesador y GPU del Snapdragon 820

Quizás lo primero que nos llame la atención es la apuesta de Qualcomm por utilizar tan sólo 4 núcleos, sobre todo cuando la competencia utiliza este número como una estrategia de marketing. El Snapdragon 820 deja de lado la combinación de núcleos Cortex A-53 y Cortex A-57 para dar paso a una arquitectura de 14 nm y a los nuevos núcleos Kryo, formando una configuración quad-core de 64 bits. La frecuencia de cada núcleo tiene un máximo de 2,2 GHz, por lo que será posible ver variaciones de este valor entre algunos procesadores. Según palabras de la propia Qualcomm, el Snapdragon 820 vería mejorada en un 100% la potencia bruta y la eficiencia energética de su predecesor si hablamos solo de la CPU. El segundo de estos aspectos tiene una relación directa con la autonomía y la temperatura (algo que alargaría la durabilidad), uno de los mayores problemas relacionados al Snapdragon 810.

Si en el procesador encontramos una gran diferencia, la GPU no se ha quedado atrás y el salto en rendimiento es más que notable. La nueva Adreno 530 supone una mejora sobre el papel del 40% del rendimiento con respecto a la Adreno 430 presente en el Snapdragon 810, pero también reporta diferentes mejoras de rendimiento y soporte para las últimas APIs como Vulkam u OpenGL 3.1, el cual es utilizado en la mayoría de los juegos en Android. El hecho de contar con Vulkam abre la puerta a futuros desarrollos de gran calidad debido al fuerte respaldo que está recibiendo de la industria.

esquema snapdragon 820
Esquema del Snapdragon 820

Las novedades no se quedan ahí

En medio de toda esta vorágine de núcleos y frecuencias también hay espacio para otras mejoras que no llaman tanto la atención, pero que también son muy importantes. Tanto el Hexagon 680 DSP para el procesado del sonido, como el Spectra ISP para el procesado de la imagen han sido mejorados y con ello el resultado de las fotografías y vídeos. En el caso del Spectra ISP, estamos ante una tecnología que quiere acercar la calidad de imagen a la vista con cámaras profesionales, especialmente reduciendo el ruido en escenas con contrastes de luz y obteniendo un color más nítido. En la imagen inferior está la lista completa de novedades y mejoras que ha proporcionado la propia Qualcomm para este Snapdragon 820.

Spectra ISP snapdragon 820
Novedades y mejoras del Spectra ISP

Todas estas mejoras en el procesado de la imagen se traducen finalmente en la posibilidad de utilizar hasta 3 cámaras de forma simultánea o la grabación de vídeo 4K a 60fps. Esto resulta importante viendo que las nuevas configuraciones de cámara trasera que traen algunos terminales ya cuentan con dos cámaras traseras, tanto para obtener mayores ángulos como para poder variar el enfoque después de haber realizado la fotografía.

Las mejoras en conectividad también son notables y vemos un salto pronunciado con respecto al año pasado. El nuevo modem X12 LTE cuenta con soporte para para velocidades Cat.12 LTE, lo que en números se traduce en una velocidad máxima de 600 Mbps de descarga y otra velocidad máxima de 150 Mbps de subida. Si lo comparamos con los 450 Mbps de bajada del Snapdragon 810 tenemos un incremento del 33%.

Por otro lado, el Snapdragon está diseñado para ser compatible con el WiFi MU-MIMO 802.11ac e incluso con el próximo WiFi 802.11ad. En este último caso, todavía falta un tiempo para que el estándar sea confirmado y algo más para que lo veamos en nuestros hogares, pero de este modo se garantiza la longevidad del SoC.

Benchmarks y primeras impresiones del Snapdragon 820

Todo lo anterior no deja de ser información sobre el papel, pero siempre en necesario ver el comportamiento en situaciones reales. Es necesario comentar que a la hora de efectuar diferentes test de rendimiento, siempre habrá alguna variación de un sistema a otro debido tanto al software como a la propia electrónica. De todos modos, las pruebas de rendimiento deben tomarse como tal y muchas veces la experiencia final puede verse condicionada por el tipo de usuario y su forma de trabajar.

snapdragon 820 geekbench resultados
Resultados del prototipo de Qualcomm en el GeekBench

Pasando de lleno a lo que son los números, en la imagen superior tenemos el resultado del prototipo de desarrollo de Qualcomm en el conocido benchmark GeekBench y que confirma el gran rendimiento de cada núcleo Kryo de forma individual. Esto toma gran relevancia porque muchas aplicaciones no están optimizadas para utilizar diferentes núcleos de forma simultánea. En la siguiente tabla tenemos una pequeña comparativa de los resultados del Snapdragon 820 con su predecesor en diferentes pruebas, tanto de CPU como de GPU:

Snapdragon 820 Snapdragon 810
AnTuTu 134.657 84.465
GeekBench single core 2.344 1.210
GeekBench multi core 5.478 4.345
3DMark 2.197 1.624
GFXBench OpenGL 9,4 6,7
GFXBench Manhattan 1080p 46 fps 25 fps

Echando un vistazo rápido a la tabla vemos como en cualquiera de los test tenemos una mejora sustancial con respecto al Snapdragon 810. Los resultados en AnTuTu continúan siendo la referencia para muchos a la hora de calcular el rendimiento global de un dispositivo y en esta ocasión tenemos una mejora cercana al 60%, lo que unido a una mejor eficiencia energética convierten al Snapdragon 820 en una auténtica bestia. El resto de benchmark confirman estos resultados en mayor o menos medida, destacando por encima de todo la mejora en GeekBench para un solo núcleo y en el GFXBench Manhattan a 1080p. En estos dos últimos test el Snapdragon casi duplica los resultados de su predecesor y confirma dos de sus mayores bondades: la gran potencia de su GPU Adreno 530 y el gran rendimiento de cada núcleo de forma individual.

Aunque a lo largo del texto se comentan las bondades en torno a la eficiencia energética, a lo hora de realizar pruebas es difícil cuantificar con exactitud esa mejora en la autonomía. Cuando hablamos de la duración de la batería es necesario meter en la ecuación al resto de componentes del dispositivo, al sistema operativo y a la gestión que haga este último de cada componente. De todos modos, los primeros terminales en el mercado sí que presentan buenos resultados en este aspecto. Donde sí que es apreciable la mejora es en la temperatura. El Snapdragon 810 será recordado por sus problemas de calentamiento a pesar de los esfuerzos de Qualcomm y de las propias compañías por mejorar este problema, algo que provocó que algunos terminales optaran por algún otro SoC de la competencia. Con esta nueva versión la mejora es evidente y en su uso normal el calentamiento del dispositivo no es apreciable, excepto con tareas realmente exigente donde es lógico que ocurra de una forma moderada.

Conclusión

El resultado final que obtenemos con un SoC siempre está condicionado por cómo es implementado dentro del dispositivo, pero todo apunta a que estamos ante un gran procesador. Tanto los resultados en los diferentes benchmarks como en los primeros móviles que cuentan con él ya disponibles en el mercado confirman todos estos datos. Quizás sea necesario esperar un poco más para sacar una conclusión definitiva, pero de lo que no hay dudas es de que Qualcomm ha vuelto al buen camino con el Snapdragon 820 y que en este momento se coloca como una de las mejores posibles.

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here