Cada vez un porcentaje mayor de usuarios de internet realiza compras de forma cotidiana en la red. La cifra no para de crecer año tras año, pero sin embargo, la mayor parte de quejas que tenemos los usuarios sigue siendo sobre la logística, es decir, la entrega de los pedidos y los continuos problemas con ausencias en el domicilio.

Smart lockers: la solución logística

La utilización para la entrega de paquetes de direcciones diferentes a nuestro domicilio, como la dirección de nuestros trabajos o casas de familiares, no es muy habitual en nuestro país.

Si bien, como comentábamos, la cifra de compradores online no para de crecer, pero hay que tener en cuenta que también es muy alta la cifra de usuarios que compraría por internet si tuviese la certeza de que no va a tener ningún problema en la entrega del pedido. No saber si estaremos disponibles en el momento en el que llega el mensajero a traernos nuestro ansiado paquete es el mayor freno con el que se encuentran las compras online actualmente.

Por suerte, gracias a la entrada en el mercado de gigantes de la venta online y el desarrollo de la tecnología, se están desarrollando soluciones a esta problemática. Están empezando a aparecer en nuestras ciudades las denominadas smart lockers (tiene un ejemplo de estas taquillas disponible en www.setrocmm.com) consignas inteligentes. Gracias a estas “taquillas” inteligentes, la experiencia de comprar de un producto por internet se vuelve totalmente transparente para el usuario, ya que sabe exactamente cuando y donde va a recibir el pedido, sin excusas ni problemas.

Ventajas de las consignas inteligentes

La instalación de estas consignas suele realizarse en centros comerciales, grandes edificios de oficinas o incluso en zonas de urbanizaciones.

La principal ventaja de esas taquillas, es lógicamente, que siempre tendremos un lugar fijo donde enviar nuestros pedidos. No tendremos que estar pendientes de la empresa de reparto, ni quedarnos en casa, ni tener que tener a alguien de confianza donde puedan realizar la entrega.

Para las empresas de venta por internet, contar con estas consignas como una opción más de entrega también es una ventaja, ya que se ahorran mucho tiempo en gestionar reclamaciones de clientes descontentos con posibles problemas o demoras en la entrega.

Además, el funcionamiento de estas taquillas es realmente sencillo para el usuario. Básicamente cualquier tipo de comprador puede utilizarlas, ya que funcionan de una manera muy intuitiva.

Están programadas para poder leer códigos de barras, códigos QR, referencias o identificadores de pedido que recibe el cliente que haya realizado la compra. Cuando el repartidor completa la entrega del pedido en la taquilla, el usuario es notificado y ya puede acceder a la misma para recogerlo en cualquier momento.

De este modo, tanto nosotros o a quién le entreguemos el código de recogida, en el momento que nos venga bien, podemos tener acceso al pedido, sin depender de horarios, ni por nuestro trabajo, ni por los horarios de las empresas logísticas.

En nuestro país todavía no está muy extendido su uso, pero cada vez es más habitual encontrarnos estas consignas en oficinas de Correos y centros comerciales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here