La primera impresión de Horizon Zero Dawn fue un poco desconcertante y a la vez cautivadora. Una fusión entre el recuerdo prehistórico y el avance futurista con animales como los caballos, todos en su esencia robóticos.

Con lo primero que me encontré es que es un mundo lleno de misterios y buenos gráficos en el ambiente silvestre. Mi incursión en el videojuego cautivó por buenas características y algunos pequeños detalles negativos que a continuación iré desarrollando.

Prosiguiendo con lo anterior, su desarrollador Guerrilla Games ha sabido implementar un juego de rol de acción con una aventura familiar. Si aún no sabes la historia del mismo, se trata de una mujer (Aloy) que tiene como objetivo salvar el planeta y a su especie humana.

La aventura de Aloy se basa en buscar su propio destino, pero antes de ello tiene que enfrentarse a diversas máquinas en las ruinas y escenarios que se le colocan frente a ella.

Aloy se cría en un mundo de futurismo y prehistoria en Horizon Zero Dawn

La protagonista es una joven huérfana desde bebé. A ella le toca vivir en una tribu (La Nora) y criarse con su padre adoptivo. Su entorno sencillamente son guerreros gobernados por los adivinos longevos, quienes hacen la figura de Dioses, en su mayoría todo lo contrario a la incesante personalidad de Aloy. La misma cuenta con diferentes guerreros como herramienta de ayuda, pero su principal apoyo es un auricular de nombre Focus.

Podría definirse este como un reproductor de imágenes, el mismo le proyecta diversas partes del videojuego a Aloy que otros personajes no pueden ver y le resalta los diferentes tipos de vida que existe que en su tribu no le hicieron saber y se lo negaron a toda costa.

Por otro lado, todas las ruinas, construcciones y la tierra de Horizon Zero en general adquieren una distinta personalidad con respecto a otros juegos de rol.

El contraste en la arquitectura cambia con cada tribu o civilización (lo que es realmente bueno, en mi opinión) incluso hasta los cortes en el cabello varían y cada organización mantiene y defiende sus creencias a toda costa.

De seguro que si has jugado alguna vez en un mundo abierto, este se te será mucho más fácil. Me parece interesante la idea de utilizar todo el entorno que rodea a Aloy como herramienta para crear tanto su propio sistema de defensa como también medicamentos.

Algunos detalles pequeños que no favorecen a este RPG

En cuanto a ciertos detallitos con la jugabilidad de Horizon Zero Dawn, se presentaron ocasiones en donde los recursos que tenía eran muy limitados, sin hallar rápidamente una solución a ese problema, la única opción era indagar un poco más en el terreno donde me encontraba, espero no te toquen esos detallitos.

En otras oportunidades sucede lo contrario. Son tantos los objetos con los que contaba después de haberlos saqueado de diferentes lugares y no sabía qué hacer con ellos.

Otro punto que resulta un poco negativo es sobre la resistencia que puede obtener Aloy al fuego, ya que orientan los mayores rasgos positivos a la personalización de las armas brindándoles mayor puntería y fuerza en los disparos, cosa que también lo hacen con la vestimenta, aunque se debe decir que hay combates que resultan tan fáciles como si estuviese jugando un juego de niños.

Se debe agregar también que Aloy en reiteradas oportunidades sobresalta su torpeza, ya que si necesitas sigilo en la misión puede que termines inmerso en un gran tiroteo.

Objetivos del personaje

Por otro lado, los objetivos de Aloy en el videojuego son dos y bien claros: el primero, saber de dónde viene, su propia identidad. El segundo, conocer la identidad de su madre, los dos objetivos se terminan cruzando a través de sus propias aventuras cuando ella hace hasta lo más mínimo para salvar a la humanidad, lo que queda de ella.

Existen oportunidades donde se saltan los tiempos, puesto que encontramos a Aloy de bebé, posteriormente 6 años y edad y cuando menos pensamos nos encontramos con una luchadora guerrera, no se entrelazan y en ciertas oportunidades hacen confundir en el videojuego.

En particular y cambiando de ideas, el mejor momento del videojuego sucede cuando Aloy obtiene el albedrío y la libertad de usar un gran número de habilidades sin observación u objeción alguna. Por ejemplo: posee la capacidad de crear sus propias trampas, armas como un arco de triple lanzamiento a la misma vez. Todo ello no puede ser posible si no experimentas con el mismo.

Investiga, indaga y descubre las mejores habilidades. En contraparte, podría ser que no te agraden algunas de sus etapas finales puesto que serás incluido en una batalla de alto poder.

Todo un experto en caza y neutralización de robots

Si derribas a un robot T. Rex puede que ya estés fuera del rango de los novatos. Cuidado y te agarran desprevenido mientras te encuentras realizando un recorrido exploratorio. Estoy seguro de que la gran mayoría de las misiones atraerán tu atención, incluso si son de exploración o misiones secundarias.

Con tantas horas en el juego (de seguro más de 30) aún no pude disfrutar de todos los escenarios que este me ofrecía. Como lo dije anteriormente, si ya jugaste en mundo abierto, entonces Horizon Zero Dawn no será tanto problema para ti. La inclusión de muchos elementos crea un ambiente ameno y atrayante.

http://lawebdelgadget.es/wp-content/uploads/2017/02/horizon-zero-dawn-screen-31-ps4-eu-20oct16.jpghttp://lawebdelgadget.es/wp-content/uploads/2017/02/horizon-zero-dawn-screen-31-ps4-eu-20oct16-150x150.jpgMarco Chavez ChavezVideojuegos
La primera impresión de Horizon Zero Dawn fue un poco desconcertante y a la vez cautivadora. Una fusión entre el recuerdo prehistórico y el avance futurista con animales como los caballos, todos en su esencia robóticos.Con lo primero que me encontré es que es un mundo lleno de...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •