El estándar Ethernet fue creado en la década de 1970 para la conexión de ordenadores en redes de área local. Basándose en el, se creó  la especificación internacional IEEE 802.3 que determina las características de las transmisiones de datos sobre cables coaxiales, de fibra óptica o par trenzado.

Hasta hoy teníamos 2 especificaciones modernas que se usan de forma común en el día a día. Por un lado la más habitual, 802.2ab o 1000BASE-T que viene del año 1999 y que permite la transmisión a 1 Gbps sobre cable UTP de categorías 5e o 6 hasta 100 metros. Por otro lado, tenemos el estándar 802.3an o 10GBASE-T del 2006 que permite transmisiones hasta 10 Gbps también sobre cable de par trenzado.

Switch Gigabit

802.3bz Ethernet a 2,5 y 5 Gbps

La alianza NBASE-T fue fundada en 2014, a la misma pertenecen reconocidos fabricantes del mundo de las redes como Cisco o Intel y promueven la estandarización  de las nuevas especificaciones para las redes Ethernet a 2,5 y 5 Gbps. Gracias a los desarrollos de la NBASE-T Alliance, el pasado 27 de Septiembre se aprobaba el estándar por parte del organismo regulador, el IEEE bajo la nomenclatura 802.3bz.

Hasta el momento solo disponíamos de la especificación 10 GbE que permitía como su nombre indica, hasta 10 Gbps. El inconveniente de esta tecnología está en el coste de los dispositivos y la necesidades de cableado categoría 6a o 7, utilizado solo para instalaciones muy concretas que vayan a utilizar la tecnología a 10 Gbps.

Sin embargo, gracias al nuevo estándar 802.3bz, será posible alcanzar las velocidades de 2,5 Gbps en cableado de categoría 5e y hasta los 5 Gbps con el de categoría 6. Ambos, son mucho más habituales en instalaciones tanto empresariales como domésticas. Gracias al aprovechamiento del cableado ya existente, será solo necesaria la actualización de dispositivos de red como el switch o el router para poder disfrutar de velocidades que como poco duplican la tasa de transferencia actual.

Aplicaciones del nuevo estándar Ethernet 802.3bz

Hoy en día utilizamos constantemente redes inalámbricas, basadas en el estándar 802.11 en sus muchas variantes a, b, g, n o la más moderna ac. Pero hay casos en los que el cableado sigue siendo imprescindible. El streaming de contenidos multimedia está en nuestro día a día y con resoluciones cada vez mayores como el 4K con HDR que requieren mayores tasas de transferencia. Por ello, el nuevo 802.3bz será uno de los encargados de mejorar estas transmisiones en streaming a media que aumenten sus requisitos.

Usos del Ethernet 802.3bz

También en el entorno profesional se verán beneficiados al conseguir mayores tasas de transferencia para grandes cantidades de datos en sistemas de backup, imágenes médicas de alta resolución, CAD o retransmisión de vídeo en tiempo real.

Aunque en un principio los dispositivos tendrán un coste más elevado que los actuales, veremos como poco a poco su precio disminuye hasta equipararse al de los elementos de red actuales.

¿Os gustaría tener ya estas nuevas velocidades para vuestra red?

Fuente: NBASE-T Alliance
Documentación oficial del 802.2bz: Whitepaper

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here