Continuando con la temática de las dos primeras entregas de este espacio (materiales inteligentes I y II), esta semana le toca el turno al grafeno. Este material ha ocupado numerosas portadas por sus increíbles propiedades en el laboratorio y sus numerosas aplicaciones, pero por ahora es poco más que eso.

El grafeno está formado por patrones hexagonales de átomos de carbono dispuestos en una lámina de un solo átomo de espesor, de una forma similar al grafito. Esta sustancia compuesta exclusivamente de carbono tiene unas propiedades espectaculares en cuanto a su resistencia específica, pues se estima que una lámina de este material sea 100 veces más resistente que una igual de acero. Además, es flexible, elástico y transparente, lo que abre las puertas a todavía más aplicaciones. Y es ahí donde brilla este material, en las numerosas aplicaciones posibles (desde ingeniería hasta uso doméstico) gracias a sus propiedades.

Su aplicación en baterías de gran capacidad ha supuesto uno de los anuncios con mayor expectación recibidos por la industria de la electrónica. Todos sabemos de la necesidad de conseguir crear baterías con una duración para usarlas en nuestros gadgets y el grafeno es uno de los candidatos mejor situados. Grandes del sector como Samsung se están centrando en su desarrollo e incluso se espera que supongan un gran salto de autonomía en los vehículos eléctricos.

batería

Otra aplicación muy interesante para los gadgets es su aplicación como panel táctil junto a pantallas flexibles, creando así pantallas táctiles realmente flexibles. Este tipo de pantallas resulta realmente interesante para numerosos dispositivos que utilizamos a diario como nuestro teléfono, reloj o tablet, pudiendo crear así diseños impensables hoy en día.

grafeno-pantalla-flexible

Los cables de grafeno también prometen dejar obsoleta a la fibra óptica actual con unas velocidades de transferencia en los ensayos de laboratorio superiores, permitiendo así mejorar las comunicaciones. Son varias las universidades detrás de este desarrollo, pero como la mayoría de las aplicaciones no deja de ser más que el primer paso hasta una futura implementación.

fibra

Hay muchas más aplicaciones del grafeno que podríamos resumir aquí, pues hay ya más de 10.000 patentes en todo el mundo y cada día aumenta la inversión en referencia a este material, pero por ahora casi todo se ha quedado en el laboratorio. Y es que tras muchos años de espera parece que a pesar de todo la revolución del grafeno no llega y no se consigue implementar un proceso de fabricación realmente eficiente y barato para las láminas o nanotubos (láminas enrolladas) y, de hecho, parece más sencilla su pronta aplicación como adictivo en forma de polvo en materiales compuestos.

A pesar de la lentitud de su avance a la hora de la fabricación, e incluso del reciclaje, se espera que en un período de 5-10 años comience su expansión de forma global a numerosas aplicaciones de nuestro día a día. Como curiosidad para saber hasta donde llega la influencia del grafeno, este material fue el ganador en un concurso público de la fundación de Bill y Melinda Gates en el año 2013, donde se buscaba la creación de un preservativo más cómodo y seguro.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here