La mentira es algo inherente al ser humano, unas veces más, otras menos, pero a lo largo de la historias se han contado mentiras, y con la llegada de Internet, surgió una nueva forma de difundirlas y aprovecharlas. Un clásico en Internet son los bulos, ¿no sabes lo que es?, vamos a ver como lo define la Wikipedia

Un bulo o noticia falsa es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. El término en inglés «hoax», con el que también es conocido, se popularizó principalmente en castellano al referirse a engaños masivos por medios electrónicos, especialmente Internet.

A diferencia del fraude, el cual tiene normalmente una o varias víctimas específicas y es cometido con propósitos delictivos y de lucro ilícito, el bulo tiene como objetivo el ser divulgado de manera masiva, para ello haciendo uso de la prensa oral o escrita así como de otros medios de comunicación, siendo Internet el más popular de ellos en la actualidad y encontrando su máxima expresión e impacto en los foros, en redes sociales y en las cadenas de mensajes de los correos electrónicos. Los bulos no suelen tener fines lucrativos o al menos ese no es su fin primario, aunque sin embargo pueden llegar a resultar muy destructivos.

Bulos, ayer y hoy

Si en el pasado muchos de estos bulos se difundían por correo electrónico o a través del famoso y extinto MSN Messenger, hoy en día son las redes sociales y las aplicaciones de mensajería los medios que se llevan la palma en este tipo de difusión. Muchos de ellos siguen con la misma temática que los que ya se difundían por los sistemas antiguos y atacan la mayor parte de las veces al mismo asunto, la gratuidad del servicio.

Algunos ejemplos de los hoax que en su día podíamos ver en Hotmail o Google:

Bulos de Google y Hotmail

Whatsapp y Facebook son dos de los sistemas de comunicación actual donde más se puede ver este tipo de engaño. Si en el primero se suele hablar de la «versión oro» y que se cobrará por cada mensaje (como en los SMS) en el segundo se ataca más a cuestiones de privacidad, cierre de cuentas y también a versiones de pago. A continuación unos ejemplos de bulos modernos:

Bulos de Whatsapp Oro e icono azul

Bulo de Facebook y la privacidad

Bulo de Facebook y la versión de pago

¿Qué puedo hacer?

En caso de encontrarnos con este tipo de publicaciones y antes de publicarlo y seguir extendiendo la mentira, lo mejor es informarse. Existen muchos medios y en las propias redes sociales podemos encontrar la solución.

La policía nacional tiene un perfil en Twitter (@policia), donde dan recomendaciones acerca de muchos temas, también de cuestiones relacionadas con Internet y el uso de las nuevas tecnologías. Precisamente a través de esta red publicaban el siguiente tweet hace pocos días.

Otro lugar donde buscar información al respecto de estos temas es la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI.es), una web del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad de España), donde publican guías y consejos sobre fraude online, medidas de seguridad a adoptar en el uso de Internet y dispositivos, etc., además de publicar novedades y actualidad regularmente. En la OSI, se puede encontrar información fácilmente comprensible, sin necesidad de tener conocimientos técnicos tanto para adultos como en su sección para los pequeños de la casa.

Por último, siempre podremos realizar una búsqueda en Google como en éste ejemplo relacionado con la anterior imagen del bulo en Facebook o incluso llegado el caso, preguntar a un experto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here