Todos sabemos que ciertas dolencias graves tienen mejor pronóstico cuanto antes se atienda al paciente. Vemos por ejemplo el caso de un infarto; los primeros minutos son claves o el caso de derrame cerebral en el que las tres primeras en las que si se atiende al paciente pronto las consecuencias pueden ser más esperanzadoras. A veces el paciente acude ya tarde a urgencias. Gracias al sistema Novak, denominado Artemis podemos monitorizar la salud lo que a su vez genera mucha tranquilidad tanto para la propia persona como sus familiares.

¿Cómo funciona?

Artemis usa unos sensores como los que ya se usan en otros dispositivos de uso deportivo que miden ritmo cardiaco, movimiento, distancia … etc. Pero además tiene unos indicadores de salud, como la saturación de oxígeno, ritmo cardíaco, temperatura corporal y estado del paciente. Estos datos se trasmiten a un reloj inteligente que el usuario lleva en su muñeca. La información se comparte de forma remota con una unidad central equipada con una placa de desarrollo Intel Galileo; la cual realiza un análisis, comparte resultados con las partes correspondientes y envía una alerta a emergencias en el caso de ser necesario.

El Artemis incluye un módulo GSM, lo que significa que el alcance solo se ve afectada por cobertura GSM y de fallar esta tiene un sistema inalámbrico de largo alcance ( de hasta 90m).Lo positivo de la placa galileo es que ofrece una tecnología más avanzada y un consumo más bajo y económico.

photo2-resize

Novak fue galardonado con el segundo premio de la categoría de ingeniería eléctrica y mecánica, así como premios de la NASA y UNITED TECHNOLOGIES, en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de INTEL (Isef )2014.

Acerca del que lo desarrollo

NOVAK

Como ha sucedido en otras ocasiones, una desgracia en la vida de su joven creador precipitó el desarrollo del sistema. Hace cuatro años el abuelo de este joven checo de 21 años, sufrió una apoplejía. El hombre, aunque no murió sufrió graves secuelas que quizás hubiesen sido menores si se le hubiera atendido antes, como apuntan los médicos, pero estaba solo en el jardín de su casa. Este hecho marcó al joven Marek Novak que se propuso desarrollar una red inalámbrica en el cuerpo para monitorizar datos fisiológicos de las personas y así en caso oportuno actuar de una manera rápida y eficaz minimizando posibles secuelas.

FUENTE || IQ-INTEL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here