A lo largo de los años, el avance de la tecnología ha permitido una miniaturización de componentes. Los primeros ordenadores ocupaban habitaciones enteras y pesaban cientos de kilos, pero por suerte, esta situación ha cambiado. Hoy en día la mayor parte de nosotros llevamos un ordenador en nuestro bolsillo, nuestro smartphone. Gracias a esta miniaturización, existen soluciones para uso en entornos fijos, como el que os traemos hoy, el análisis del nuevo Intel Compute Stick.

Evolución del PC al Compute Stick

Intel Compute Stick: Modelos y especificaciones

Esta generación de Intel Compute Stick ha salido al mercado (al menos en nuestro país) con 4 modelos distintos con pequeñas variaciones de diseño como la ubicación de los puertos. Donde si veremos mayores diferencias será en las especificaciones técnicas. Vamos con ellas

Modelo  STK1A32SC STK1AW32SC STK2m3W64CC STK2mv64CC
Procesador  Atom x5-Z8300 Atom x5-Z8300 Intel Core m3-6Y30 Intel Core m5-6Y57
Velocidad CPU 1,44 GHz 1,44 GHz 0,9 GHz 1,1 GHz
Nucleos 4 4 2 2
Caché 2 MB 2 MB 4 MB 4 MB
Memoria 2 GB DDR3L 1600 MHz 2 GB DDR3L 1600 MHz 4GB LPDDR3 1866 MHz 4GB LPDDR3 1866 MHz
Almacenamiento interno 32 GB eMMC 32 GB eMMC 64 GB eMMC 64 GB eMMC
Gráfica Intel HD Graphics Intel HD Graphics Intel HD Graphics Intel HD Graphics
Bluetooth 4.2 4.2 4.2 4.2
Wifi 802.11 a/b/g/n/ac 802.11 a/b/g/n/ac 802.11 a/b/g/n/ac 802.11 a/b/g/n/ac
Sistema Operativo  Sin S.O. preinstalado Windows 10 Home 32 bits Windows 10 Home 64 bits Sin S.O. preinstalado
Puertos USB  1x USB 3.0 + 1x USB 2.0  1x USB 3.0 + 1x USB 2.0 1x USB 3.0 + Hub 1x USB 3.0 + Hub
Alimentador MicroUSB 5V 3A MicroUSB 5V 3A USB Tipo C 5V 4A + Hub USB Tipo C 5V 4A + Hub
Salida Video HDMI 1.4b HDMI 1.4b HDMI 1.4b HDMI 1.4b
Almacenamiento externo microSDXC UHS-I microSDXC UHS-I microSDXC UHS-I microSDXC UHS-I
Dimensiones 11,3 x 3,8 x 1,2 cm 11,3 x 3,8 x 1,2 cm 11,4 x 3,8 x 1,2 cm 11,4 x 3,8 x 1,2 cm
Refrigeración Ventilador Ventilador Ventilador Ventilador

Unboxing

La caja en la que nos encontraremos el Intel Compute Stick tiene un tamaño que ya hace intuir las pequeñas dimensiones del dispositivo. Recordemos que pese a su reducido tamaño, no deja de ser un ordenador plenamente funcional.

La unidad a la que hemos tenido acceso se trata del modelo STK1AW32SC con el procesador Intel Atom, 2 GB de memoria, 32 GB de almacenamiento y 2 puertos USB (uno de ellos 2.0 y otro 3.0). Estas y otras especificaciones podremos encontrarlas en el lateral izquierdo de la caja mientras que en el derecho veremos una foto del dispositivo.

Una vez abierto el embalaje y sacada la documentación nos encontramos con un el dispositivo que viene con un protector de plástico para el puerto HDMI. En una zona separada podremos encontrar los distintos accesorios que acompañan al Compute Stick. El alimentador con salida microUSB, los distintos enchufes que se acoplan a este y permiten utilizar el dispositivo en varios países con estándares diferentes. Un detalle interesante, pensando en que con el tamaño del dispositivo permitiría utilizarlo en viajes de trabajo o vacaciones.

Embalaje Intel Compute Stick

Por último tendremos un pequeño cable HDMI que nos permitirá conectar el Stick sin necesidad de hacerlo directamente a la pantalla o televisión. Ideal si no tenemos mucho espacio o queremos evitar que el microordenador quede colgando directamente y pueda dañar el puerto HDMI.

Diseño

En lo que respecta al diseño, los últimos modelos de Intel Compute Stick han dado un buen paso cualitativo. Ahora cuentan con una apariencia más trabajada y moderna, con lineas redondeadas en los bordes y un aspecto más actual.

En el frontal seguimos contando con el logotipo de la marca y el LED de encendido, además de la rejilla de ventilación principal bajo la cual, se haya un pequeño ventilador encargado de refrigerar el conjunto. Ventilador que, como curiosidad, permanece unos segundos funcionando una vez apagado el equipo para disipar el calor acumulado, pero que en ningún caso produce un ruido molesto. Mientras, en la parte trasera nos encontraremos únicamente con la pegatina de información. Por su parte, el borde superior queda reservado al puerto HDMI de tamaño completo con el que conectar el equipo a la pantalla o televisión.

La mayor diferencia en cuanto a diseño nos la encontramos en la ubicación de los puertos y el número de los mismos. En función de si optamos por uno de los dos modelos STK1, aquellos con procesador Atom, o los modelos STK2, los que traen procesadores Intel Core M.

Los primeros tendrán 2 puertos USB de tamaño estandar (1 USB 2.0 y otro USB 3.0) ubicados en el lateral derecho junto con el conector microUSB para la alimentación y el botón de encendido. Mientras, en el lado izquierdo dispondremos de la ranura microSD para ampliar la memoria interna y una pequeña ranura para poder insertar un cable de seguridad.

Si nos decantamos por elegir uno de los modelos más potentes con procesador Intel Core, tendremos una distribución diferente. En el lateral derecho contamos con la ranura microSD y el conector de alimentación, siendo en este caso un USB Tipo C. Al otro lado, en el lateral izquierdo, contaremos con el botón de encendido y un único puerto USB 3.0 también de tamaño estandar. En este caso, gracias al alimentador incluido, dispondremos de un Hub en el propio alimentador, con otros dos puertos USB 3.0. La ranura para el cable de seguridad se encuentra en el borde inferior.

Software

Nuestra unidad de pruebas ha sido el modelo STK1AW32SC que cuenta con Windows 10 Home preinstalado en su versión de 32 bits. Una vez lo encendamos, arrancará al igual que hace cualquier ordenador. Primero veremos la pantalla de presentación con el logo del Intel Compute Stick y las distintas teclas de función que deberemos pulsar para entrar en la BIOS o cambiar el modo de arranque del sistema.

Una vez pasada esta primera pantalla comenzará la carga del sistema operativo que ya viene con todos los drivers necesarios integrados. Si es la primera vez que lo encendemos, nos aparecerá un asistente para realizar la configuración inicial del sistema operativo. Una vez hechos todos los cambios necesarios en el asistente llegaremos al escritorio de Windows 10 Home.

Configuración inicial

La primera vez que encendemos el ordenador tendremos que hacer la configuración básica de Windows, donde elegimos cuestiones de privacidad, activamos o desactivamos ciertas funciones del sistema y creamos nuestro usuario local o vinculamos nuestra cuenta de Microsoft. Podemos también dejar configurada la red Wifi para disponer de conexión a Internet en cuanto acabemos.

Al finalizar la configuración y acceder al escritorio nos encontramos con un Windows 10 Home completo, como el de cualquier ordenador. El almacenamiento integrado de 32 GB se queda en 27,8 Gb con el sistema de archivos NTFS, de los cuales tendremos libres 18,6 para nuestros programas y archivos.

Una de mis costumbres pasa por instalar cierto software básico que utilizo de forma habitual. Como ya hemos conectado el Intel Compute Stick a Internet en el asistente inicial, podremos empezar a descargar aquello que necesitemos. Yo he optado por instalar algunas de las herramientas más comunes en muchos ordenadores y un par de cosas extra: 7-Zip, Firefox, Chrome, LibreOffice, Java, Speccy, Ccleaner, VLC, Adobe Reader, Thunderbird y Avast Free Antivirus.

Tras la instalación del anterior software nos queda un espacio libre de 14 Gb. Será suficiente si queremos instalar unos cuantos programas más o vamos a almacenar documentos y fotos pero se nos quedará pequeña si nuestra fototeca es amplia o si queremos guardar numerosos videos. En este caso tendremos que recurrir a la ranura microSD para ampliar la capacidad con una tarjeta de memoria.

Rendimiento

El dispositivo de pruebas con procesador Intel Atom y 2 GB de memoria es capaz de mover sin problema alguno videos en resolución FullHD. Cumplirá sin problemas para utilizarlo como equipo de salón para reproducir películas, hacer pases de fotografías o trabajar con documentos ofimáticos, Internet y correo electrónico. Será un compañero de viaje ideal si necesitamos llevarnos un ordenador a cualquier sitio en el mínimo espacio posible pero no deberemos exigirle un trabajo mucho más exigente de lo comentado.

En las pruebas ha demostrado ralentizaciones cuando nos encontrábamos con varios programas abiertos, como LibreOffice, gestor de correo electrónico y el navegador Google Chrome con múltiples pestañas abiertas. Pese a que el desarrollo es aceptable, no deberíamos exigirle demasiado porque se notarán parones. Así que será recomendable no abrir demasiadas cosas a la vez puesto que se ve como la memoria se satura y la capacidad de lectura y escritura en disco se ve mermada.

Conclusión

Intel Compute Stick STK1AW32SC

El equipo cumple para realizar pequeñas tareas auxiliares sin exigirle demasiados trabajos simultáneos. De lo contrario notaremos como todo el conjunto empieza a perder velocidad y todo empieza a funcionar a tirones. Quizás los modelos con procesadores Intel Core M si que puedan desarrollar mejor su trabajo sin notar estos inconvenientes, especialmente la saturación de la memoria RAM.

El Intel Compute Stick puede considerarse como un equipo auxiliar, para utilizarlo para pequeñas tareas, perfecto para hacer presentaciónes, navegar por internet o utilizar en viajes y salas de videoconferencia. Lo que está claro, es que no sustituye, al menos por el momento, a los ordenadores de toda la vida, que con su tamaño y potencia pueden desarrollar todas las tareas comentadas sin los inconvenientes que hemos apreciado en las pruebas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here